Publicidad

Balón de Oro

El “Llorón de Oro”

Nadie puede desacreditar el premio conseguido por Cristiano Ronaldo, menos con sus 69 goles en el 2013 y con su actuación con la Selección de Portugal.

Se enoja en la cancha cuando no le pitan una falta, hace berrinches cuando el premio es para Messi y llora como un niño cuando por fin le toca a él. Es un llorón, dirán sus detractores, en Costa Rica y el mundo, en especial los ‘fans’ de Messi, pero nadie puede desacreditar el premio conseguido por Cristiano.

Que llore. A fin de cuentas no es una réplica de cera en el museo Madame Tussauds. Estrella, indespeinable, impecablemente engominado hasta para jugar un partido, fue capaz de romper su imagen de ídolo (o incapaz de contenerse; no lo sé) para mostrar al Cristiano de carne y hueso.

Cada quien hace con sus emociones lo que mejor puede. En todo caso, hablando solo de futbol, sus 69 goles en el 2013, su cuota para salvar a Portugal y lo indispensable que se ha vuelto en el Real Madrid le daban puntos de sobra. Sus detractores tienen dos posibilidades: reconocer sus méritos o llorar también.

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad