Publicidad

Nadie le quita lo ‘bailao’

El Mambo, infantilmente “villano”, humano al fin y al cabo, echó a perder su cierre.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Era su año: el año del Mambo, el año del récord, el de los 200 goles. Nadie podía quitarle lo “bailao”. Ni la antipatía de saprissistas y liguistas, ni el caprichoso deseo de Errol Daniels de ver caer su marca por obra de un nacido en Costa Rica. Tampoco los defensas que intentaron marcarlo como perros de traba. Mucho menos los fusilados guardametas. Nadie podía parar esa alianza con el gol. Nadie, excepto él.

La maña que le sobra al buscar los goles le faltó para evitar una expulsión innecesaria, sin gracia.

Vendrán las apelaciones (y no solo por Víctor Núñez), salidas poco decorosas, aunque válidas, de las que prefiero ni hablar. Eso no es futbol.

El Mambo, infantilmente “villano”, humano al fin y al cabo, echó a perder su cierre. Y aunque hay quienes festejan su error, no cabe duda que era mejor una final con él; incluso para aquellos que le llevan ‘hambre’ al querido y odiado goleador.



  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad