Publicidad

La pelota va al sicólogo

Habló hasta agotar las palabras y una vez desahogada, con la ayuda profesional, recordó días mejores.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Algo desinflada, la pelota se acomodó en el diván, esperando las palabras del sicólogo. El hombre, aficionado al futbol, no necesitó pregunta alguna. Lo había visto todo la noche anterior en la final del campeonato nacional. Entonces tan solo rompió el silencio con un “cuénteme...”

Una tras otra aparecieron las confesiones. Aún cerraba los ojos al hablar de las jugadas divididas, se ponía helada al repasar algunos encontronazos con ella en medio. Desorientada, maltratada, deprimida, asimilaba con dificultad un partido de pocas combinaciones y mucho futbol aéreo, de escasos seis remates directos a marco.

Habló hasta agotar las palabras y una vez desahogada, con la ayuda profesional, recordó días mejores. Se propuso cumplir con el partido siguiente. -Todo será distinto - se dijo. Aunque, por si acaso, sacó cita para el próximo lunes.



  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad