Publicidad

Las ‘ocho’ plagas moradas

Saprissa paga algunos de sus errores -sin duda los ha cometido- pero después de tanto desaire resulta imposible negar que la mala suerte sí existe.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

No hay mal que dure 100 años, ni equipo que lo resista. Ni siquiera Saprissa.

Parecían suficientes bromas del destino sus pesares de los últimos meses: lesionado el delantero que más prometía (Minor Escoe), lesionado quien pudo ser el novato del año (David Ramírez), colapsados los drenajes de la recién estrenada cancha, lesionado uno de sus dos seleccionados nacionales (Yeltsin Tejeda). ¿Suficiente? No. Faltaba la orden de arresto en Guatemala contra su apenas contratado delantero, el brasileño Israel Silva.

Saprissa paga algunos de sus errores -sin duda los ha cometido- pero después de tanto desaire resulta imposible negar que la mala suerte sí existe.

La ansiedad por salir del bache tampoco ayuda mucho, pero el recuento de calamidades permite un pronóstico casi matemático: pronto acabarán.



  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad