Publicidad

El 24 de junio de 1995, Nelson Mandela entregó a Francios Pienaar el trofeo que acreditó a Sudáfrica como campeón del Mundial de Rugby, en el Ellis Park de Johannesburgo.

Publicidad