Publicidad

Roger Federer venció a Gilles Simon y besa el trofeos tras conquistar el Masters 1.000 de Shanghai.

Publicidad