Publicidad

El australiano Lleyton Hewitt celebra tras ganarle al suizo Roger Federer la final del torneo de Brisbane.

Publicidad