Publicidad

Roger Federer devuelve un servicio a Sam Groth, en partido realizado este viernes en Nueva York.

Publicidad