Publicidad

Roger Federer devuelve una pelota a Novak Djokovic, durante el partido semifinal de Dubai.

Publicidad