Publicidad

Roger Federer observa la pelota (fuera de foco) con la intención de lanzarla de vuelta a su rival.

Publicidad