Publicidad

Sabine Lisicki no pudo contener la emoción tras vencer a Agnieszka Radwanska y clasificar a la final de Wimbledon.

Publicidad