Publicidad

Serena Williams durante su partido de Wimbledon ante la veterana japonesa Kimiko Date.

Publicidad