Publicidad

La rusa Maria Sharapova trata de hidratarse durante el partido que ganó a la italiana Karin Knapp en el Abierto de Australia. La alta temperatura hizo mella en las dos jugadoras.

Publicidad